viernes, enero 09, 2015

Silencio.

Nunca he utilizado mi lápiz para hacer nada social ni reivindicativo, tal vez por falta de empatía social, o tal vez por simple falta de talento. El miércoles algo cambio y un mail generalista pidiendo voces me dio el ultimo empujón para fraguar eso que me ardía dentro.
Para mi esta pagina es especial y no puedo firmarla con un seudónimo, esta vez va mi nombre completo. 
Supongo que el miércoles me hice mayor de golpe.